lunes, 15 de febrero de 2016

A. Definición de Poder....Saint Germain.

A. Definición de Poder

Ahora bien, el Poder ha asumido muchas formas: los abusos han mancillado su uso, mientras que la virtud lo ha enriquecido.
Los tiranos lo han explotado, y la política y la religión han sido moldeadas alrededor de la estrella del Poder que destella en el firmamento de la sociedad.
Los tipos primarios de Poder son la energía física, la mental, la emocional y la Espiritual en diversas formas. Hay el poder de la electricidad, el químico, el nuclear, el elemental y el Kósmico; y hay el poder temporal, que consiste en las influencias sociales y las presiones de las masas, la autoridad gubernamental y la religiosa.
Y en todo esto el poder kármico afecta el estatus, el grado de realización y el progreso de todo hombre.
Todo Poder está interrelacionado: alguno está almacenado, alguno es estático, alguno es dinámico y está sometido a una rápida tasa de degeneración. Todo Poder está sujeto a dos primeras caracterizaciones en la clasificación de la relatividad: la divina y la humana, o Kósmica-universal y material-transitoria.
La cruz de Malta, emblema de mi dedicación a la causa de la libertad, es un pensamiento-forma equilibrado que puede utilizarse para ilustrar las caracterizaciones del Poder. Como muchos se habrán dado cuenta, una cruz simboliza el encuentro de dos planos de conciencia: la barra horizontal representa el plano de la conciencia humana, el plano del ego, y la barra vertical representa las energías de Dios que descienden del reino del Espíritu hacia los cuadrantes de la Materia.
El centro donde las dos líneas se cruzan es el punto (orificio) donde las energías del cielo se liberan a la Tierra;  y a decir verdad, es en este punto –que en realidad es el punto de caracterización del Poder—donde todos los que utilizan el Poder en sus múltiples aspectos, incluyendo sus formas orgánicas y sus formas inorgánicas, deben mantenerse bien alertas.
El Poder de habla misma –el Poder en la palabra hablada y el Poder de la Palabra, ya sea emitida por escrito o por edicto de espada—cambia el curso de la historia y modifica la vida de aquellos que se ven afectados por su emisión. Cualquiera que sea su uso o su abuso subsecuentes, los enmarañados hilos del Poder han fluido siempre simbólicamente, y de hecho, del orificio de la cruz.
La cruz de Malta es un símbolo de equilibrio perfecto, tanto en la alineación de los cuatro planos de la Materia (y sus cuatro fuerzas kósmicas), como en la expresión interna y externa del Espíritu de Dios dentro del alma de los Suyos.
Por sí misma, la cruz de Malta ilustra el hecho de atraer la energía de la Luz y la conciencia desde lo alto (a través del brazo septentrional) para la manifestación en el mundo de la forma de la omnipotencia, la omnisciencia y la omnipresencia de Dios (a través de los brazos occidental, meridional y oriental, respectivamente).
Y, como veremos pronto, en este intercambio Kósmico entre Dios y el hombre la Luz Universal es emitida, “como arriba, así abajo”, hacia la derecha, hacia la izquierda y en el centro en perfecto equilibrio del Poder, la Sabiduría y el Amor.
Benditos míos, es fácil complicar lo que es simple, pero a menudo es de lo más difícil simplificar los que es realmente complicado. Trataré de hacer esto para vosotros en este estudio.
Tened presente que cuando un niño comienza por vez primera el estudio de la aritmética, verá sumas simples y cosas concretas; en su mundo de contar cosas no puede concebir los intrincados hilos de los logaritmos y las ecuaciones abstractas.
El hombre ha de darse cuenta, pues, de que el perfeccionamiento del alma en Dios tiene que abarcar el entrenamiento del niño-hombre y el hecho de que se han creado núcleos de “negación” (esto, es, compartimientos en el mundo de la forma), como salones de clases o escuelas para probar al alma, donde se pueden efectuar transmutaciones y cambios nobles que tendrán como resultado una expansión de la llama de la libertad, elevando a todo hijo de la libertad a la plenitud de su identidad y de su vida divina naturaleza humana.
Al simplificar la comprensión de la liberación de Poder se mostrará que los cuerpos del hombre, cuatro por definición, son receptáculos de ese Poder. Así, sus “capas de conciencia”, física, mental, emocional y etérica, son las receptoras de la carga de Poder que se libera a través del patrón electrónico de la cruz de Malta.
Para los fines de este estudio, lo mejor es que consideremos el amanecer, el comienzo de cada día, como el arbitrario punto de origen para la liberación de Poder, el momento en que la percepción autoconsciente una vez más inunda el altar de la individualidad y los hombres comienzan de nuevo a pensar y a percibir. Pues también es éste un empleo del Poder, del que con frecuencia se abusa y que se desdeña.
Hay muy pocos hombres que hoy estén enterados del grado de Poder que Dios ha conferido al hombre a través del don de la conciencia. Pocos están enterados de que poseen el poder de focalización e intensificación en el ejercicio correcto de la atención a través de la conciencia individual; tampoco se dan cuenta de que la acción interpretativa y discriminadora del Yo Divino les permite tomar firmemente las riendas del Poder, para tener el control de su vida y dejarse distraer menos por las responsabilidades sociales y kármicas que cotidianamente descienden sobre ellos.

Alquimia
Saint Germain.